MISION – Mission

HILOS ANTECEDENTES
Costa Rica no tiene suficientes salones de exhibición de arte, como tampoco tiene muchos artistas dedicados exclusivamente a lo textil, por lo cual el público costarricense todavía no se identifica con este tipo de expresión.Para lograr que se abran más vetas de exposición artística, los artistas necesitamos hacer conciencia y trabajar por el entendimiento de nuestro trabajo por parte del público, y también tenemos que utilizar, de manera creativa, algunos espacios poco aptos para exposición.

Como educadora, me gusta recurrir a ayudas sensoriales para que mis explicaciones sean captadas. Por ello, no es extraño que una exhibición mía tenga elementos multi-sensoriales y multimedia. Más bien, mi trabajo educativo y comunitario ya es como un apéndice, el cual llevo conmigo a cualquier escenario en el que tenga cabida, junto con elementos sensoriales. Ademeas debo expresar que mi experiencia como participante en bienales y competencias de ese tipo, hasta el momento no me ha dado un buen sentido de proyección —ni personal, ni de proyección social en grupo. Por el contrario, muchas veces estas bienales buscan innovación a cualquier precio, lo cual no es compatible con mi fibras filosófica y creadora. Desgraciadamente, esto limita aún más las oportunidades de exposición.

Pienso que cualquier exhibición en la que visitantes entren y salgan sin sentirse movidos por el mensaje de las obras, no es ni percibida ni valorada. Y en cuanto a creadores artísticos se refiere, cualquier creador sin mensaje, se pierde en la mediocridad.

Todo esto me hizo lanzarme a buscar alguna manera de romper las cadenas (o la falta de ellas). Opté por hacer ambas cosas.

CADENAS CONSECUENTES
Cadenas de creatividad, que ofrezcan una alternativa a la tiesa exhibición de arte en pared estéril.
Cadenas que enlacen a artistas con artistas; a artistas con la gente; a la gente con otra gente.
Cadenas que enlacen las obras en exhibición, de manera que en el espacio haya qué sentir y de qué hablar.

He aceptado la enorme tarea de apoderarme de este espacio tan grande, el cual no es muy apto para mostrar arte de una manera tradicional.
Espero que los y las espectadoras disfruten de ver la exposición tanto como yo he disfrutado este reto.
Quiero que mi obra les guste, y puede que no les guste, pero quiero que no sientan indiferencia ante ella.
Ojalá comprendan el mensaje que va con la obra en sí, pero más que todo, ojalá algún día se permitan compartirlo y diseminarlo.

Esta muestra no elimina la necesidad de tener más salones de exhibición, pero espero que ofrezca una mejor idea de la versatilidad del textil en el mundo artístico contemporáneo, de manera que los costarricenses lo incluyan en la lista de expresiones artísticas del país.
Silvia Piza-Tandlich, Costa Rica invi_metamorf1.jpg
————————————

ANTECEDENT THREADS
Costa Rica doesn’t have enough art venues, nor does it have many artists exclusively dedicated to textiles, so the Costa Rican audience can’t yet identify with this type of expression.In order to open up exhibition possibilities, artists need to create awareness and work for a better understanding of our work on the part of the public, and we also have to adjust in a creative way, to less suitable exposition spaces.

As an educator I like to use sensorial aids so that my explanations are better understood. Therefore, it’s not strange for an exhibit of mine to have multi-sensorial and multimedia elements. In fact, my teaching and community work is already like an appendix, which I take along to any stage where it’s welcome, along with sensorial resources. I must add that my experience participating in biennials and such competitions so far hasn’t given me a good sense of projection—neither personal or social projection in a group. On the contrary, many times these biennials look for innovation at any price, which is incompatible with my philosophical and creating fibers. Unfortunately, this limits even more the opportunities to exhibit.

I think any exhibit where visitors come and go without feeling moved by the message in the works, is neither perceived nor valued. And as far as creators is concerned, any creator without a message is bound to get lost in mediocrity.

All of this made me look for a way to break the chains (or lack of chains,) and I opted to do both.

CONSEQUENT CHAINS
Creativity chains than can offer an alternative to stiff art exhibits on sterile walls.
Chains linking artists with artists; artists with people; people with other people.
Chains linking works in exhibition, so that in the space there’s to feel and to talk about.

I have accepted the huge task of taking over a huge space, which isn’t all that suitable for showing art in a traditional way.
I hope visitors will enjoy seeing the expo as much as I have enjoyed this challenge.
I want them to like my work, and maybe they won’t, but I don’t want them to be indifferent about it.
I hope they get the message that goes with the work itself, but more than anything, I hope some day they allow themselves to feel it and spread it around.

This show doesn’t eliminate the need to have more venues, but I hope it offers a better idea of the versatility of textiles in today’s artistic world, so that Costa Ricans include them on the list of artistic expressions in the country.
invi_metamorf2.jpg Silvia Piza-Tandlich, Costa Rica